Compartir

El intendente de la Capital y precandidato a senador nacional de Juntos para Construir (JxC), Germán Alfaro, llamó este viernes a fortalecer los valores de la familia para reconstruir el tejido social en Tucumán, donde, según afirmó, imperan la pobreza, las desigualdades y la inseguridad.

“Los tucumanos no podemos seguir matándonos a tiros en las calles; o nos salvamos todos juntos, o no nos salva nadie. Tenemos que reconstruir desde la familia el tejido social, que en Tucumán se ha roto”, sentenció el jefe municipal y presidente del Partido por la Justicia Social (PJS) durante un almuerzo que compartió en Alderetes con dirigentes y vecinos de la zona, en otra intensa jornada de trabajo con vistas a las PASO del 12 de septiembre.

El intendente de la Capital estuvo acompañado por los precandidatos a senadores suplentes de JxC, Rolando “Tano” Alfaro y Carla Porta; y los precandidatos a diputados nacionales de su espacio, Ramiro Beti y Ana Paula Quiles. También participaron del evento los referentes locales Franco Quiroga y Ayrton Morales.
En su mensaje, Alfaro reclamó al Gobierno provincial a incentivar las inversiones privadas para generar riqueza y empleo genuino en la provincia.
“Hay que realizar promociones impositivas para incentivar a los empresarios a invertir en Tucumán, que sigue retrocediendo en comparación con otras provincias. Santiago del Estero tiene dos aeropuertos, un autódromo y un estadio de nivel internacional, y nosotros no tenemos nada”, enfatizó el líder de JxC.
Además, Alfaro envió un mensaje a los jóvenes presentes, “Es importante que participen porque este es el momento para luchar por su futuro, para lograr un cambio que les permita vivir mejor de lo que viven sus padres”, arengó.
El intendente de San Miguel de Tucumán también destacó el rol de las mujeres en el cambio que la provincia necesita. “El empoderamiento de las mujeres avanza a pasos agigantados y con ellas vamos a salir adelante, a través de la familia”, recalcó.
Luego, Alfaro se trasladó a Banda del Río Salí, donde realizó una caminata acompañado por Beti, el “Tano” Alfaro y el precandidato a diputado nacional suplente de JxC y referente de esa ciudad, Darío Huessen.
“Recorrimos El Palomar y el centro de la Ciudad para conocer la situación que atraviesan los vecinos de Banda del Río Salí. Estoy dispuesto a dejar todo, no por una promesa sino por una causa, que es ver a nuestra provincia de pie”, manifestó Alfaro.
Durante el recorrido por Banda del Río Salí, los referentes del alfarismo visitaron las capillas San Miguel Arcángel y Nuestra Señora del Valle, y el merendero “Arcoíris”, donde comprometieron su ayuda para que puedan continuar con su trabajo de contención social.
Más tarde, Alfaro y Huessen encabezaron la inauguración de la sede del PJS en Banda del río Salí.
“Tucumán retrocedió por malas políticas de Estado. Se tienen que generar alternativas y ofertas educativas, secundaria, terciaria, universitaria o de oficios para el interior, para que haya igualdad; porque cuando se es más pobre por falta de oportunidades, menos libertad se tiene, y cuando perdemos la libertad, dejamos de lado nuestra dignidad”, expresó Alfaro en su discurso.
En el cierre de la jornada proselitista, Alfaro regresó a Alderetes para encabear la inauguración de la nueva sede del PJS en esa ciudad, acompañado por Ana Paula Quiles y el referente de la zona, Héctor Argañaraz.
“Es triste tener que recorrer los merenderos y comedores para ver qué necesidades tienen, cosa que causa tristeza, porque confirma que los tucumanos tienen hambre”, lanzó el primer precandidato a senador de JxC.
Alfaro les pidió a los jóvenes que no pierdan la rebeldía, porque tienen que ser los participes del cambio que necesita Tucumán. “Quédense a luchar, porque de esta situación vamos a salir todos juntos, y los que se van a tener que ir en 2023 son Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, que demasiado daño le hicieron a la provincia”, concluyó el intendente de la Capital.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here