Compartir

Representantes de diferentes áreas del Gobierno provincial evaluaron la situación epidemiológica de la provincia con el foco puesto en la educación.

Los ministros del Poder Ejecutivo de la Provincia se reunieron este miércoles, como todas las semanas, en Casa de Gobierno para evaluar la evolución de la pandemia y monitorear las acciones de las distintas áreas.
En ese marco, el Ministerio de Educación, una de las áreas más sensibles, presentó un informe del Sistema Provincial de Monitoreo de Covid-19 en las Escuelas constituido por datos que brindan los vigías escolares de cada uno de los establecimientos.
La reunión de trabajo estuvo encabezada por la secretaria general de la Gobernación, Silvia Pérez; el subsecretario de la Gobernación, Pedro Sandilli; con participación de los ministros Eduardo Garvich (Economía); Carolina Vargas Aignasse (Gobierno y Justicia), Álvaro Simón Padrós (Desarrollo Productivo); Juan Pablo Lichtmajer (Educación); Claudio Maley (Seguridad); Miguel Acevedo (Interior) y Gabriel Yedlin (Desarrollo Social); el secretario ejecutivo médico del Siprosa, Luis Medina Ruíz, en representación de la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla; el fiscal de Estado, Federico Nazur; y el director de Planificación Comunicacional, Cristian Faralle.
“Al día de hoy la evolución de los casos sigue siendo estable en cuanto a la cantidad de burbujas. Tenemos 242 burbujas que están preventivamente aisladas y 306 que han recuperado la presencialidad”, indicó el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer.
En Tucumán hay 27.390 burbujas educativas constituidas para el regreso a la presencialidad. De esa cifra, 242 permanecen aisladas y 306 volvieron a las escuelas. 
En ese aspecto, remarcó que “esto no significa algún tipo de relajamiento, sino todo lo contrario. Pedimos encarecidamente a la sociedad que haga todo el esfuerzo para no afectar a la escuela”.

Dentro de la escuela se cumplen los protocolos. Todo lo que se haga en materia de restricciones a nivel nacional, con propuestas para reducir la circulación, será bienvenido en cuanto apoye la posibilidad de poder sostener la presencialidad”, sostuvo Lichtmajer.

Por último, el educador subrayó “que hay 10 millones de alumnos en la Argentina para quienes la escuela es el punto de contacto mismo con los servicios educativos, la vida, los compañeros y su cotidianeidad. Por eso, la escuela hará todos los aportes posibles para cuidar tanto el derecho a la educación como el cuidado de la salud”.
Prácticamente está descartado que la escuelas sean focos de contagio», remarcó el secretario ejecutivo médico del Siprosa.
El doctor Medina Ruíz sostuvo que el aumento de casos «genera preocupación, al igual que en todos el país, que no está liberado a lo que pasa en el rest del mundo, complicado con las nuevas cepas».
El profesional reiteró reforzar las medidas de cuidado personal. «Estamos vacunando, queremos terminar con los mayores de 60 y 70 años, pero tenemos que cuidarnos paralelamente con uso del barbijo, evitar salir si no es necesario; no ir a reuniones que no sean imprescindibles, menos en lugares cerrados; hacer el lavado frecuente de manos y limpieza de superficies. Todos estos son los métodos de protección primaria que tenemos».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here