Compartir

Para este miércoles se espera una máxima de 27°, con precipitaciones aisladas durante la mañana.

Las precipitaciones que cayeron ayer sobre la provincia, desde las 19.30 horas aproximadamente, anegaron algunas calles céntricas en la Capital, pero no produjeron daños materiales. Las lluvias fueron de intensidad moderada con algunos momentos de mayor caída de agua y breve duración.

Según la red pluviométrica de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) la mayor marca se dio en el pedemonte entre Famaillá y Lules, con 74 milómetros acumulados. Allí se produjo el epicentro de las tormentas.

En la Capital se registraron 24 milímetros, mientras que en Burruyacú y Cruz Alta, al este, la marca fue de 45 milímetros. En el norte y sur de la provincia las lluvias fueron escasas.

El centro 103 de Defensa Civil de la Provincia no registró denuncias ni llamados de casos en los que hubo que intervenir.

Para este miércoles se espera una máxima de 27°, con lluvias aisladas durante la mañana, cielo parcialmente nublado hacia la tarde y tormentas por la noche. Para lo que resta de la semana se mantendrían las mismas condiciones, con máximas entre 28° y 30° con algunas precipitaciones hasta el domingo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here