Pese al campañón, el Decano se quedó con las manos vacías: 1-3 ante Defensa y sin Copa en 2023.

El sabor agridulce le va a durar por mucho tiempo. La imposibilidad de coronar un campañón de la mejor manera llevó a que se quedara con las manos vacías. Pese a la satisfacción por haber finalizado en el lote de arriba en la Liga ProfesionalAtlético Tucumán se despidió de este 2022 masticando bronca. Es que luego de una recta final flojita en la que se quedó hace varias fechas sin chances de ilusionarse con lograr su primer título en la elite del fútbol argentino, el equipo no pudo conseguir el único objetivo que le quedaba: perdió 3-1 frente a Defensa y Justicia y, por el triunfo de San Lorenzo, no logró clasificarse a la Copa Sudamericana.

Artículo anterior“Se analizaron los avances de la vacunación y su importancia»
Artículo siguienteJaldo abrirá el próximo lunes el Seminario contra los discursos de odio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí