Metido de lleno en la campaña electoral, el economista Carlos Melconian se sumó al equipo de la candidata presidencial Patricia Bullrich como futuro ministro de Economía, en caso de ganar las elecciones. Con un estilo para que lo “entiendan Doña Rosa y los pibes”, el titular de la Fundación Mediterránea explicó su plan económico, que implicará una estabilización macroeconómica, fuertes recortes en el gasto público -incluyendo jubilaciones- y “pelear derechos adquiridos”.

En una entrevista con Alejandro Fantino, en Radio Neura, Melconian cayó con una caja roja repleta de archivos bajo el brazo. Y expuso durante dos horas “la propuesta diferenciadora” económica de Juntos por el Cambio de cara a los comicios. Sobre el final del reportaje tras una vasta explicación sobre lo que piensa hacer, el especialista se emocionó.

Yo no entiendo nada de economía, pero está bien. Pero está muy bien”, dijo Fantino, felicitando a su interlocutor y a modo de cierre. “No haces locuras, no venís a romper…”, puntualizó.

“Además hay un tema muy importante. Y está abierto esto”, respondió Melconian enfático, arrojando una robusta foja de papeles sobre el escritorio con un plan de gestión e información económica. “En todos estos papeles… ¿viene un tipo que nos dice cosas coherentes y vamos a ser tan boludos para “echarle Flit”? Lo que no podemos admitir es que esto tiene un punto inicial para arrancar. Estamos con mucha confianza con esto”.

Visiblemente emocionado, remató: “Y te digo: me daría bronca tirar todo esto a la mierda. Porque ya tengo los huevos al plato de los jóvenes que se van y toda esa historia. Dale, terminamos…”

¿Te emocionaste boludo?”, preguntó Fantino.

“No no, ¿porque viste? Es todo ‘mierda, mierda, mierda’. Dejate de hinchar las pelotas…”, continuó Melconian. “Estamos laburando, nos vamos a romper el orto y si tenemos la suerte, vamos a arrancar con esto y si arreglamos algo, te volvés para tu casa y se terminó. Esa es la historia ¿Tan difícil es este quilombo? Y si se quieren sumar y meter los garfios acá (en sus papeles y posibles medidas), vengan a meterlos. Siempre con equilibrio general y para 40 millones y pico de argentinos. No rompan los huevos ni con presión, ni con lobby, ni con un carajo”, propuso el economista a otros hipotéticos colegas e interlocutores partidarios y empresarios.

“¡Y esto tiene solución! Hay que decirle a los pendejos. Tiene solución, todos esos que te están escuchando. ¡Si esto no tuviera solución, ni en pedo vengo a quemarme acá! Me hago el boludo, me voy a Miami y me dejo de hinchar las pelotas”, cerró sobre el final del reportaje.

captura bullrich melconian
Carlos Melconian junto a la candidata presidencial Patricia Bullrich

El plan económico de Carlos Melconian

De manera sarcástica, Carlos Melconian tituló su plan económico como “El fin del chamuyo”, un diseño programático de medidas económicas que, según el economista, cuenta con un equipo conformado por 77 profesionales. De ese grupo, precisó, “solo seis trabajan en la bimonetariedad”, uno de los puntos que preocupan a todos los candidatos presidenciales, y “cinco que velan por el equilibrio general, expertos en política tributaria”. Entre los nombres, citó a: Matías Remes Lenicov, Carolina Beltramino, Marcelo Blanco, Daniel Artana y Claudio Mauro.

El designado por Patricia Bullrich piensa en avanzar en recortes apuntando a la reducción de contratados, los gastos de Ministerios, fondos fiduciarios, subsidios económicos, gastos discrecionales bajo la premisa de “un replanteo eficientista”, según lo describió.

“Vamos a tener la cosecha con normalidad, vamos a meternos en jubilaciones”, continuó. Sobre el déficit fiscal, aseguró que “a quien lo necesite” se le mantendrán los subsidios, pero indicó: “Vamos a mostrar cuánto debería pagar”, no obstante, “con el transcurso del tiempo vamos a tener que ir a lo que vale (la energía) como era en Argentina antes del 2003″.

Por otro lado, el referente de la Fundación Mediterránea precisó que en un eventual gobierno de Juntos por el Cambio va a haber “un nuevo régimen cambiario” y que habrá “elección y convivencia de monedas”. “No competencia, porque competencia entre el dólar y el peso es el Manchester City contra El Porvenir de Gerli”, gráfico. Y descartó toda posibilidad de un plan de dolarización como propone el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei. “Para dolarizar no hay cero, hay menos 10.000. El Banco Central está quebrado, su patrimonio es un invento. No hay ninguna chance de dolarizar la economía en Argentina”, resaltó.

“Vas a tener los dólares que quieras, pero no va a ser libre y flotante desde el primer día. El cepo se va a levantar, va a haber política macroprudencial”, puntualizó sobre la adquisición de dólares. Consultado sobre a que valor mantendrá el dólar, no dio un número pero señaló que estará “en el medio entre el dólar oficial y el dólar blue”. Y “todo lo ligado a alimentos y olla popular va a tener todavía un precio administrado”, manifestó.

Entrevista a Carlos Melconian
«¡Si esto no tuviera solución, ni en pedo vengo a quemarme acá! Me hago el boludo, me voy a Miami y me dejo de hinchar las pelotas”, sostuvo Melconian (Matias Arbotto)

Además, adelantó también que habrá “una legalización popular” de quienes no tienen los dólares blanqueados. Será “un pequeño monto para que los que tienen dólares bajo el colchón lo puedan sacar, ir a comprarse un auto y que no les rompen las pelotas de dónde sacaron los 10 lucas”, remarcó.

En lo que respecta al trabajo y los jóvenes, Melconian consideró que a los jóvenes no les interesa tener un empleo registrado. “Los pibes no quieren ser formales, no quieren tener sindicato, quieren tener libertad y como son pendejos y tienen salud les chupa un huevo la obra social, y como le faltan 40 años para jubilarse, les chupa un huevo la jubilación; y esa modalidad de trabajo se está instalando en el mundo y el privado está deseoso de tomarlos”, describió, y señaló que están siguiendo “un modelo Australiano” para aplicar en Argentina.

Sobre la reforma del Estado, Melconian imagina una estructura de Gobierno conformada por ocho ministerios, recortando en la política “todo lo que sea cortable”. Y advirtió que “no estamos pensando en una privatización de YPF en el contexto actual, porque tiene un rol específico en el segmento energético, pero no puede ser que el de relaciones públicas sea de La Cámpora y maneje la compañía. ¿Por qué? Tenemos que hacerla eficiente, ¿Qué carajo saben de energía?”, cuestionó. “No vamos a rajar a nadie que esté cumpliendo su tarea como corresponde”, sostuvo.

El economista trató de ser sincero sobre lo que propone realizar con su plan económico y no descartó que surjan conflictos en las áreas que sufran modificaciones. “Yo no voy a mentir, me puedo equivocar pero no mentir. Hay todo un conjunto de ‘derechos adquiridos’ que tenés que ir a pelear”, concluyó.

Artículo anteriorLa Rada ucraniana confirma a Umérov como nuevo ministro de Defensa de Ucrania
Artículo siguienteWalter Cortés, nuevo intendente de Bariloche: “La gente votó al negro que trabaja porque se cansó de los malos gobiernos de los ilustrados”