En la noche del sábado personal policial en conjunto con inspectores del IPLA, desalojaron un bar que funcionaba como “pub” en calle Mendoza al 1000 porque había 150 personas bailando y sin barbijos. En el marco de los controles preventivos que se realizan a diario para hacer cumplir las medidas sanitarias emitidas por el COE, los efectivos de la Comisaria Primera llegaron y observaron que el lugar estaba desbordado, había música y luces y no estaban respetando las disposiciones sanitarias correspondientes. Además por orden de la Justicia fueron secuestrados equipos de luces y sonidos.
“Antes de la medianoche el personal llegó al lugar donde habló con el dueño y le explicó que no estaba permitido este tipo de evento. Porque el local no estaba habilitado para esa cantidad de personas, no había distanciamiento, tampoco estaban usando barbijos. El hombre de 43 años colaboró y se desalojaron el lugar sin problemas, pero no fue clausurado por IPLA”, explico el Comisario Alfredo Diaz, quien supervisó los controles del sábado por la noche.
Desde la Fiscalía de Decisión Temprana dispusieron que no se adopten medidas contra los clientes del local, pero si se iniciaran acciones legales contra el dueño del mismo, por infracción al Artículo 205 del Código Penal de la Nación. Por otra parte también se secuestró una netbook utilizada para poner música, al igual que todos los equipos de sonido.

Artículo anteriorAllanamiento antidrogas: secuestraron cocaína, plantas de marihuana y detuvieron a tres personas
Artículo siguienteDesalojaron un salón en Lastenia donde 300 personas participaban de una fiesta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí