Compartir

El gobernador Osvaldo Jaldo encabezó esta tarde en el Hipódromo de Tucumán un encuentro al que asistieron más de 600 pastoras evangélicas en el marco de las celebraciones por el Día Internacional de las Mujeres.
Al evento, organizado por la subsecretaria de Culto, Roxana Díaz, asistieron la secretaria general de la Gobernación, Silvia Pérez; Gastón Bourlé, secretario de Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil y Regino Amado, vicepresidente primero de la Legislatura.
Tras finalizar el encuentro, en el que se compartió una merienda y mucho diálogo, el primer mandatario aseguró: “Quisimos acompañar a las más de 600 pastoras evangélicas para reconocer su tarea. Vinimos a decirles gracias, porque ellos llegan muchas veces a diferentes lugares que nosotros no podemos”.
En este sentido, el gobernador enfatizó sobre la colaboración que brindan a las familias. ”Tienen programas y trabajan para recuperar a jóvenes que han caído en las adicciones. También, cuentan con merenderos, colegios y programas para estar cerca de niños, jóvenes y abuelos desamparados. He recorrido estas iglesias y vi el trabajo que hacen”.
Por último, Jaldo detalló: “Hicimos un repaso de lo que hicimos desde la Legislatura: declarar el día de la iglesia evangélica, sacar una ley donde las iglesias evangélicas puedan tener una personería jurídica para poder funcionar y junto a ello declaramos a Tucumán como única provincia del país como pro-vida. Valoramos la tarea, esfuerzo y sacrificio que hacen para estar cerca de la gente”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here