Compartir

La Policía de Tucumán aprehendió a dos personas mientras busca a una tercera, todos del entorno familiar de Rocío Milagros Rojas, la niña de cuatro años que es intensamente buscada en la localidad de La Reducción, departamento Lules.

Se trata de la madrina de la pequeña, de 37 años, y su yerno, de 21, quienes quedaron en calidad de aprehendidos en la Comisaría de Lules, mientras que el concubino de la mujer, de 36 años, es buscado por la Policía para su aprehensión.
Rocío compartía la vivienda con ellos tres y la hija de su madrina hasta el mediodía del jueves, cuando fue vista por última vez. Hasta el momento, serían los principales sospechosos de la desaparición de la pequeña mientras se investiga un presunto asesinato.
Los efectivos de la División Homicidios, a cargo de Diego Bernachi y Juana Estequiño, junto al fiscal Ignacio López Busto, de la Unidad Fiscal en Homicidios I, y a los peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), concentraron la búsqueda de la pequeña en el asentamiento San Ramón ubicado detrás de la fábrica de Papelera Tucumán donde se sospechaba que estaría el cuerpo de la pequeña, de acuerdo a una versión de su entorno familiar. Incluso, en ese terreno, hallaron un sector quemado. De allí, hasta el momento, solo extrajeron restos carbónicos para ser peritados y determinar si corresponden al cuerpo de la niña.
Los pesquisas también hallaron huellas, que se presume serían de una motocicleta, en dos puntos: en el asentamiento y a unos 10 kilómetros de ese lugar, en las márgenes del Río Colorado, en un poblado llamado San Rafael, también en La Reducción. La participación de la perra Wanda, adiestrada para la búsqueda de personas, también es fundamental para los investigadores, ya que encontró una prenda de vestir que podría ser de la pequeña. De esta manera, avanza la investigación en base a estos elementos y los interrogatorios que le realiza la Policía a los principales sospechosos que ya se encuentran aprehendidos.
Mientras tanto, con precisas instrucciones del Jefe de Policía, Comisario General Manuel Bernachi, la fuerza mantiene un importante despliegue con más de 200 policías en la zona de Lules. En el lugar siguen trabajando los perros adiestrados en rastreo de la Sección Canes; los efectivos de la Comisaría de Lules, Infantería Oeste, Caballería, Investigaciones, Trata de Personas, Delitos Rurales, Patrulla Motorizada, Bomberos, Lacustre y otras divisiones que prestan colaboración para recorrer toda el área.

El concubino de la madrina de la pequeña Rocío ya fue hallado y aprehendido por la Policía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here