En la jornada de este jueves se llevó a cabo una reunión con el objetivo de poner en funcionamiento la Línea 137, de la cual participaron el jefe de Policía, Julio Fernández, autoridades de la Fundación María de los Ángeles e integrantes del Centro de Acceso a la Justicia.

El jefe de Policía declaró: “Vamos a trabajar de forma articulada con el Centro de Acceso a la Justicia (CAJ), la Fundación y las autoridades nacionales para poner en funcionamiento la Línea 137 en la provincia de Tucumán, para eso pondremos a disposición el dispositivo 911”. Además, señaló que “el objetivo de esta línea es tratar de prevenir la violencia familiar, el abuso sexual, el maltrato infantil, entre otros delitos”. Sobre esto, adelantó que “las llamadas serán atendidas directamente por la Línea 137, quienes darán intervención al CAJ que va a funcionar dentro de la Fundación, para poder atender las urgencias inmediatas, dando intervención al móvil más cercano desde el 911”.

Por su parte, la abogada de la Fundación y coordinadora del CAJ, Betina Mendoza, explicó que “el relanzamiento de la línea se hizo el 23 de septiembre pasado con la presencia de Gabriela Carpineti, directora de Promoción y Fortalecimiento de Acceso a la Justicia (del Ministerio de Justicia de la Nación)” y apuntó que “se concretó una reunión con representantes que vinieron desde Buenos Aires para coordinar cómo se va a llevar adelante el trabajo con la Policía”. En este punto, señaló que “se va a canalizar mediante los CAJ una guardia pasiva que va a estar a cargo del Centro de Tafí Viejo”. Mendoza también destacó que “acá se trabaja con cuestiones de urgencia, hay equipos móviles, ese es el trabajo que vamos a realizar en conjunto con la Policía, para tener a disponibilidad los móviles para el traslado tanto del equipo como de las víctimas en su caso”. La abogada de la Fundación también dijo que “el 137 es una línea contra las violencias, entonces estamos hablando no solamente de violencia de género sino también de violencia sexual, familiar, grooming, todos los tipos de violencia”.

La coordinadora nacional de los equipos móviles de la Línea 137, Jéssica Ramírez, declaró que “la línea es nacional, o sea que cualquier persona que llama desde el territorio puede acceder y contactarse con profesionales del Trabajo Social y la Psicología, que atienden a la víctima, luego de ese primer contacto se realiza una evaluación en la Ciudad de Buenos Aires y hay equipos móviles que se trasladan al lugar donde está la víctima para poder asistirla en el momento”. Además, remarcó que “se trabaja un modo preventivo, para evitar femicidios, evitar un abuso mayor o una situación de maltrato”.

Finalmente, Mariana Vázquez, quien forma parte del equipo móvil de la Línea 137, manifestó que “recibimos muchos llamados tanto de instituciones públicas, comisarias, hospitales, juzgados, vecinos” y explicó que “además de la línea, funciona un número de Whatsapp que se implementó en la pandemia, la gente tiene posibilidad de escribirnos y nosotros brindamos asesoramiento profesional”. Finalmente, apuntó que “luego de eso vamos a las intervenciones, muchas veces se trata de la contención de la persona y el acompañamiento a radicar una denuncia, a que la persona si está en riesgo pueda salir de su casa con sus hijos e hijas, acompañamos a los hospitales por protocolos médicos en situaciones de violencia sexual y hacemos todo lo que tiene que ver con la articulación institucional”.

Artículo anteriorTucumán se destacó en las Olimpíadas Matemáticas ATACALAR 2022
Artículo siguiente*El intendente Germán Alfaro participó del Congreso Federal de Seguridad y Gobierno

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí