Compartir

Además hallaron cuatro aves autóctonas que también fueron secuestradas.

Tras una serie de allanamientos realizados en la tarde del miércoles, en las localidades de Los Herrera, Los Díaz y Los Romano, departamento Leales, la policía secuestró un animal faenado de 250 kilogramos, 90 kilogramos de carne que no se encontraba apta para su consumo, también encontraron cuchillos, sierras, ganchos de corte y herramientas que utilizan para faenar animales. Además, hallaron cuatro aves autóctonas que también fueron secuestradas.

Los efectivos de la División de Delitos Rurales Este realizó la investigación luego de la denuncia realizada por un productor de la zona, ya que una banda de “cuatreros” le había robado un toro de 600 kg, el pasado 6 de enero. Tras la recolección de testimonios lograron identificar a los integrantes de esta banda, motivo por el cual se cumplieron las medidas judiciales en la casa de los sospechosos.

En uno de los domicilios allanados encontraron el animal de 250 kilogramos faenado, colgado en un ambiente de la casa que no tenía la refrigeración adecuada. Por esta razón quedó secuestrado por infracción a la Ley Federal de Carnes N°29375 y Ley Provincial.N°5435 con intervención de la Dirección Ganadería, dependiente de la Secretaria de Estado y Desarrollo de la Provincia de Tucumán, ya que no estaba apta para su consumo. En las otras viviendas, encontraron los 90 kilogramos de carne, separados en distintos cortes lista para su comercialización, pero tampoco estaba apta para el consumo. 

Además, encontraron cinco cuchillos, dos sierras, dos machetes, pinzas de corte, nueve hojas de sierra tipo carnicero de 50 cm, doce ganchos tipos carnicero, una balanza entre otros elementos utilizados para esta actividad.

Por disposición de la Dirección de Flora y fauna de la Provincia, las cuatro aves secuestradas, de especie Reina Mora, Jilguero y Cardenales, fueron liberadas en la Reserva de Horco Molle.  El operativos contó con un gran despliegue de personal de la División de Delitos Rurales de Burruyacú, Simoca, Graneros y Villa de Leales, además contó con la colaboración del personal de Infantería Este. El trabajo estuvo supervisado por el Director General de Delitos y Rurales, el comisario mayor Julio Alderete, y el coordinador, el comisario principal Javier Alderete.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here